Cómo ahorrar en Calefacción Eléctrica: tips y consejos para el hogar

01/06/20 - Categoría: Finanzas

Nos acercamos a un nuevo invierno, y aunque todavía las temperaturas no bajan sus grados de manera estricta, es fundamental conocer desde ya los mejores recomendaciones para ahorrar en calefacción. Como en muchos edificios, las estufas a gas y a parafina están prohibidas, la alternativa que queda es la Calefacción Eléctrica, que muchas familias chilenas utilizan, viendo cómo sus cuentas de luz aumentan de manera sustancial.

Lo primero que sugieren los expertos es adquirir calefactores que sean de bajo consumo. Esto se puede verificar informándose bien sobre cuánta electricidad ocupan a la hora de comprar el producto, y generalmente esta información está disponible para los compradores.

“Existen radiadores con tecnología que combina almacenamiento térmico mejorado con distribución optimizada del calor. Ambos componentes permiten crear un clima interior cálido y acogedor, disminuyendo los costos asociados con la energía. La instalación es muy simple, no son peligrosos al tacto, pueden controlarse desde cualquier lugar del mundo con tu celular a través de Aeroflow App y no queman el aire como las estufas tradicionales, evitando la contaminación intradomiciliaria”, explican desde Live Home.

Tips y consejos para ahorrar en calefacción 

  • Cada grado de más en la calefacción supone un 7% más de consumo energético. Por este motivo, es recomendable no excederse de la temperatura de confort de casa. Una temperatura de 19 a 21 º C es ideal para mantener bien calefaccionada una vivienda durante el día, mientras que por la noche, con 15 a 17 º C es suficiente. Conviene mantener una temperatura constante, ya que las grandes variaciones en la temperatura, incrementan el gasto eléctrico.
  • Aprovechar las horas de mayor cantidad de luz, cerrando las ventanas y corriendo las cortinas de noche, para no perder el calor del día. Para ventilar la habitación, basta con 10 minutos.
  • Instalar un sistema adecuado de aislamiento en las ventanas. Se calcula que las pérdidas de calor por las ventanas, crea hasta un 30% de la necesidad de calefacción.
  • Cerrar las rendijas de puertas y ventanas con masilla o silicona para evitar pérdidas innecesarias de calor.
  • Abrigarse bien en el hogar: No es necesario andar con la calefacción al máximo y andar de ropas cortas dentro del hogar en épocas de invierno. Te recomendamos que utilices prendas confortables y que te abriguen dentro de tu hogar.
  • No cubrir la calefacción con prendas o manteles, ya que con esto se puede complicar la salida del aire y aumentar el consumo de energía, traduciéndose en un aumento en la cuenta de luz..