Cómo ahorrar en Calefacción Eléctrica: tips y consejos para el hogar

01/06/20 - Categoría: Finanzas

Nos acercamos a un nuevo invierno, y aunque todavía las temperaturas no bajan sus grados de manera estricta, es fundamental conocer desde ya los mejores recomendaciones para ahorrar en calefacción. Como en muchos edificios, las estufas a gas y a parafina están prohibidas, la alternativa que queda es la Calefacción Eléctrica, que muchas familias chilenas utilizan, viendo cómo sus cuentas de luz aumentan de manera sustancial.

Lo primero que sugieren los expertos es adquirir calefactores que sean de bajo consumo. Esto se puede verificar informándose bien sobre cuánta electricidad ocupan a la hora de comprar el producto, y generalmente esta información está disponible para los compradores.

“Existen radiadores con tecnología que combina almacenamiento térmico mejorado con distribución optimizada del calor. Ambos componentes permiten crear un clima interior cálido y acogedor, disminuyendo los costos asociados con la energía. La instalación es muy simple, no son peligrosos al tacto, pueden controlarse desde cualquier lugar del mundo con tu celular a través de Aeroflow App y no queman el aire como las estufas tradicionales, evitando la contaminación intradomiciliaria”, explican desde Live Home.

Tips y consejos para ahorrar en calefacción eléctrica

  1. Mantén una temperatura constante y precisa.

    La temperatura ideal para calentar un hogar es de 19º a 21ºC, aumentar 1ºC puede elevar hasta un 7% el gasto de energía. En la noche mantenla entre 15º a 17ºC.

  2. ¡Aprovecha la luz natural!

    En la noche, baja las persianas o corre las cortinas, así evitarás que se pierda el calor acumulado durante el día. Si necesitas ventilar, con 10 minutos es suficiente.

  3. Instala un buen sistema de aislamiento en las ventanas.

    Según IDAE, las pérdidas de calor originadas por la mala aislación producen hasta un 30% de las necesidades de calefacción. La calidad de vidrio y la construcción del marco de las ventas es esencial para mejorar este punto.

  4. Regula la calefacción con tus horarios.

    No dejes encendida la calefacción durante todo el día, sino que prográmala durante las horas de más frío. Además, no calientes habitaciones que no usas y vístete con ropa de abrigo. Por la noche, mejor mantenerla apagada.

Por último, pero no menos importante, es fundamental hacer una revisión periódica y una mantención constante de las calderas en edificios y condominios, ya que estas son el corazón de la calefacción de los hogares, por lo que de su buen estado depende gran parte del consumo de gas de la temporada de invierno. Te invitamos a leer la nota “Calderas para edificios: Qué son, para qué sirven y mantenimiento” para obtener más información sobre ellas.

Esperamos que estos tips sean útiles y ayuden a sobrellevar un invierno más ameno, calentito y especialmente, con más ahorros.

 

Servicios inmobiliarios y de internet Mi conserje, S.A