Tipos y uso de extintores para edificios: Prevención ante todo.

19/05/20 - Categoría: Seguridad

En nuestro país, los incendios se producen más seguido de lo que se quisiera, y por lo mismo, edificios y condominios deben estar prevenidos. A la obligatoriedad de tener una póliza contra incendios (indicada en la Ley de Copropiedad), se suma una de las reglas de prevención: mantener siempre un extintor en cada piso del edificio.

¿Qué es un extintor?

Un extintor es un elemento portátil destinado a la lucha contra fuegos incipientes, o principios de incendios, los cuales pueden ser dominados y extinguidos de forma breve en primera intervención. Existen además varios tipos de extintores, y cada uno está identificado para distintos tipos de fuegos.

“Los extintores son una herramienta ideal para poder combatir un incendio en su inicio, ya que con ellos podemos evitar que un fuego se propague y se transforme en un incendio peligroso. Existen diferentes tipos de extintores los cuales dependen del tipo de fuego”, comenta Álvaro Hurtado, prevencionista de riesgo.

Tipos de extintores por tipo de fuego

En las etiquetas de los extintores podemos ver siempre a cuál categoría corresponde a través de letras que hacen referencia al tipo de fuego que puede sofocar el aparato. Lo más habitual es que cualquier extintor con el que nos encontremos sea del tipo A, B, C y D, es decir, que sirve para apagar fuegos de sólidos, líquidos, aceites en cocinas y gas.

Estos son:

  • Clase A: para tipos de fuegos con combustibles sólidos como madera, cartón, plástico, etc.
  • Clase B: tipo de fuego donde el combustible es líquido por ejemplo aceite, gasolina o pintura.
  • Clase C: fuegos donde el combustible son gases como el butano, propano o gas ciudad.
  • Clase D: fuegos derivados de aceites y grasas (vegetales o animales) en cocinas, y almacenamiento de aceites.

“El uso correcto del extintor en una emergencia implica quitar el seguro rompiendo el sello. De ahí, se debe presionar y soltar la manilla a voluntad, y por último, dirigir la descarga a la base del fuego. No es necesario descargar todo el elemento extintor malgastándolo de una sola vez, ya que si se genera una re ignición de la emergencia, no tendrá oportunidad de atacarlo”, indica Álex Gerhard, experto de la ACHS.

Respecto a la mantención de los extintores, esta se realiza de acuerdo a la normativa (Decreto 369), una vez al año. Se pueden detectar por la etiqueta del servicio técnico que va sobre el aparato. En ella se indica la fecha del último mantenimiento y la del próximo.

Normativa de uso de extintores en emergencia

Según Gerhard, “la normativa (Ley de Copropiedad) no obliga a los residentes de edificios o condominios a capacitarse en el uso y manejo de extintores en caso de emergencia. Pero quien sí debe capacitarse en el uso de extintores, es al personal que trabaja en las instalaciones. Ante cualquier emergencia, lo único que garantiza nuestra seguridad es la previa preparación y capacitación, y la realización de simulacros que nos permitan identificar las brechas y mejorarlas para reaccionar oportunamente”, finaliza.