Energía

Energía: ¿Cómo aprovecharla mejor en invierno?

16/08/16 - Categoría: Hogar

Consejos para aprovechar mejor la energía en invierno

En invierno, debemos calefaccionar nuestro hogar, y a fin de mes vemos como una serie de gastos, entre ellos, la luz, el gas e incluso el agua, aumentan.

¿Qué debemos tener en cuenta para lograr mejor rendimiento de energía cuando hace frío?

Cuando le consultamos a Cristian Bustos, Magister en Energía de la Universidad Católica, sobre cómo podemos aprovechar mejor la energía, él enfatiza en que se debe distinguir entre consejos para el día a día y los consejos que tienen relación con una inversión importante. Bustos agrega, entre estos consejos para la cotidianeidad, que se pueden hacer pequeños cambios en nuestras rutinas diarias e inversiones muy pequeñas que tienen un alto impacto en la cuenta final.

Las recomendaciones para optimizar el consumo de energía son:

• Apagar las luces en las piezas que no se usan.
• Apagar el piloto del calefont cuando no se usa.
• Usar aireadores en lavamanos y lavaplatos.
• Cambiar ampolletas convencionales por ampolletas eficientes.
• Usar olla a presión en vez de olla convencional.
• Tapar la olla al cocinar.
• No usar fuego muy alto en la cocina (que no rebase el borde de la olla).
• Usar leña certificada.
• Usar termostato, cuando sea posible.
• Bajarle la temperatura a la calefacción en la noche.
• Cerrar las cortinas en la noche.

Consejos para aumentar eficiencia de energía en aparatos del hogar

Entre los consejos que involucran una inversión más fuerte están las recomendaciones que tienen que ver con la compra de un equipo o, incluso, con idear un cambio arquitectónico, tales como la ampliación o remodelación de un hogar.
• Evaluar el uso de sistemas de alta eficiencia como bombas de calor.
• Evaluar el uso de calderas de condensación (artefactos de alta eficiencia).
• Fijarse en no sobredimensionar las estufas que se compran.
• Comprar refrigeradores de alta eficiencia (fijarse en la etiqueta de eficiencia de energía).
• Considerar sistemas solares térmicos.
• Preocuparse de aislar bien la envolvente del hogar (la envolvente son el piso, muros, ventanas, puertas y techumbre que envuelven a la vivienda y que están en contacto con el exterior) al momento de hacer alguna obra de construcción. Algunos aislantes son el poliestireno, los termopaneles, entre otros.

Aún no acaba este invierno, y en sus manos está hacer, de alguna forma, más eficiente la energía que ocupan en el hogar, ya sea con medidas a corto o largo plazo.